El uso de una máscara es obligatorio para los estudiantes de CP a CM2: los padres dan un paso al frente

0

Muchos padres se reunieron ayer por la mañana frente a la Prefectura para expresar su descontento por el uso de la máscara obligatoria en la escuela primaria.

En una reciente carta dirigida al vicerrector Michel Sanz, el colectivo  des Parents de Saint-Martin et Saint-Barth “comprende plenamente la voluntad de las autoridades públicas de contener la epidemia por todos los medios. Sin embargo, sabemos que el beneficio de llevar una máscara por parte de los niños está por demostrar, mientras que las desventajas o los riesgos están claramente establecidos, en particular por la OMS.

Si este balance beneficio / riesgo justifica tomar tales decisiones en territorio metropolitano, estamos convencidos de que nuestra insularidad así como las particularidades de nuestras islas, particularmente en términos de clima y salud, justifican adaptaciones.

En las circunstancias actuales, la obligación de llevar máscara para los menores de once años, en nuestras dos islas, genera demasiadas desganas, estrés y dificultades sanitarias y sociales, poco propicias para la educación, el aprendizaje y un clima social pacífico. El personal docente, educativo y de gestión, muy consciente de los riesgos psicosociales y de salud, debe ser más consultado y escuchado para prevenir dichos riesgos de manera adecuada y efectiva, pero en ningún caso debe hacerse por obligación. De uso de máscaras. para nuestros hijos ”.

Por su parte, la rectora de la Academia de Guadalupe, Christine Gangloff-Ziegler recuerda que el uso de una máscara es obligatorio para todos los estudiantes en las escuelas primarias, colegios y escuelas secundarias como parte de un proceso de protección. que deben contribuir todos los miembros de la comunidad educativa. El mensaje tiene el mérito de ser claro.

 

El prefecto mantiene el uso de la máscara obligatoria.

Una delegación de seis personas, cuatro en representación de escuelas privadas al margen del contrato y dos en representación de escuelas públicas, fue recibida ayer por la mañana por el prefecto Serge Gouteyron y el vicerrector Michel Sanz. Como habían hecho en su declaración, los padres expusieron a las autoridades las dificultades para que los niños llevaran la máscara.

A su solicitud de no aplicar esta medida, Serge Gouteyron no pudo responder favorablemente. El decreto no prevé ningún desarrollo local. El prefecto precisó que la obligación de llevar máscara era una medida nacional que, por tanto, no podía derogar. Recordó que la variante de tipo inglés circulaba activamente en la isla y que la prevención estaba en orden. _AF

 6,753 vistas totales

Artículo patrocinado por:


Sin comentarios

%d bloggers les gusta esta página: