JUSTICIA: Dos años de prisión por posesión de un revólver calibre 12

0

Fue por videoconferencia que JR, un ciudadano de Sint Maarten de 31 años, compareció frente al tribunal local de Saint-Martin el miércoles por la mañana. Ha estado encarcelado en el centro de detención preventiva de Basse Terre durante un mes. El 2 de diciembre, fue objeto de una orden de detención tras su detención el 30 de noviembre en el Quartier d'Orléans por porte no autorizado de una pistola y ocultamiento de bienes.

Ese día, JR conduce un vehículo registrado en parte holandés que parece sospechoso a los ojos de los gendarmes. Por tanto, estos últimos deciden comprobarlo: encontrarán que el número de serie está alterado y que la etiqueta que identifica el vehículo se desprende fácilmente. Después de la verificación, el automóvil fue robado un año antes en Marigot y la computadora proviene de otro vehículo robado un año antes, también esta vez en Grand Case. Aún durante el control, los gendarmes registraron a JR y descubrieron un revólver calibre 32 en él, cargado con 5 cartuchos.

Ante los jueces esta mañana, JR mantuvo su versión expuesta durante su audiencia en la gendarmería: no es el dueño del auto y no sabía que provenía de un robo. Confiesa que pertenece a RB que lo prestó. Respecto al arma, admitió su posesión. Explicó que lo había comprado en parte holandés para "su protección".

La fiscalía solicitó una pena de prisión de un año, la continuación de la prisión preventiva, la prohibición de portar un arma y permanecer en Francia durante 10 años.

Tras deliberar, el tribunal absolvió a JR de los hechos de ocultamiento de bienes. Por otro lado, lo declaró culpable del excedente y lo condenó a una pena superior a las requisas, a saber, dos años de prisión, detención continua, prohibición de portar un arma y permanecer en Francia durante 10 años.

Durante la custodia policial, los gendarmes también notaron que JR había sido objeto de una orden de arresto durante tres años. En 2017, fue condenado a siete años de prisión por robo a mano armada y conspiración criminal. Había apelado contra esta sentencia, pero no era suspensiva; Por tanto, JR debe cumplir su condena a la espera de que el Tribunal de Apelación de Basse-Terre vuelva a examinar su caso. (soualigapost.com)

carga

Sin comentarios